recetas-de-cocina

Sin categoría

¡Has de las ensaladas un gusto culposo!

7 Ago , 2017  

Un día, de la nada, te levantas con toda la actitud y te quieres comer el mundo; tienes mucha energía en tu cuerpo y quieres correr, subir las escaleras o caminar rumbo al trabajo. Hay días en los que –por cualquiera que sea la razón-, te sientes muy bien y quieres hacerlo todo, inclusive esa dieta que habías estado postergando por la navidad, la candelaria o los chocolates del 14 de febrero.

¿Qué pasa cuando la emoción se extingue? Bueno, pues te encuentras frente a un plato lleno de algo que mucha gente llama LECHUGA y no sabes si deshacerte de ella o continuar con tu promesa de los días de felicidad.

¡No conviertas en tus enemigas a las ensaladas verdes! Convierte a este platillo todo un gusto culposo, pues alimentarse sanamente no tiene que ser sinónimo de sufrimiento. Prepara estas deliciosas ensaladas rápido y fácil.

Aguacates rellenos:

Prepara una mezcla de lechuga –la que más te guste o puedes sustituirla con espinaca-, jitomate, cebolla y apio todo finamente picado; añade pollo deshebrado, una cucharada de mayonesa, una de mostaza y una de crema, finalmente sal y pimienta al gusto. Corta los aguacates por la mitad, retira el hueso y rellena con tu mezcla. Puedes acompañarlo de agua con frutos naturales.

Ensalada de pollo con guacamole:

Corta finamente un poco de cebolla, jitomate, zanahoria, pepino, cilantro, espinaca, pimiento y chile cuaresmeño; fríe media pechuga (previamente cortada en cuadritos) y reserva. Para el guacamole licua aguacate, chile y el jugo de medio limón. Coloca todo en un recipiente asegurándote de que se encuentre en capas, así cuando llegue el momento de disfrutarlo podrás mezclar todo y tendrá un sabor fresco.

Ensaladas verdes de pasta y atún:

Mezcla un poco de pasta previamente cocida con atún, lechuga en trozos, tomates cherry picados, cuadros de queso fresco y pedacitos de huevo cocido. Agrega sabor con un poco de sal y el aceite de tu preferencia.

Ensalada de papas:

Cuece las papas, retírales la piel y reserva. Pica finamente apio, pimiento, cebolla y las papas –éstas en pequeños cuadros-. En el recipiente de tu elección mezcla todo y sazona con sal, pimienta blanca y vinagre de manzana.

Como ves estas sencillas recetas de cocina te sacarán de apuros cada mañana cuando salgas al trabajo y con su sabor olvidarás que se trata de una alimentación saludable o de esas terribles dietas. Corre a tu Wal-Mart más cercano y cambia el aspecto de tu refrigerador con un color verde en todas partes.

No te vayas sin compartir estas recetas con tus amigos en redes sociales y dale LIKE. Si tienes dudas escríbenos y te contestaré cuando antes.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com